228 incorporaciones para rejuvenecer el campo leonés

Compartir

León es la provincia en la que más jóvenes se han incorporado al trabajo en el sector primario. En los últimos 10 años han optado por ello casi 900 jóvenes

30-11-2017  

Los jóvenes de León siguen apostando por quedarse en el campo. En la última convocatoria de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León han sido 228 los leoneses de menos de 41 años los que han solicitado las ayudas a la incorporación a la actividad agrícola y ganadera, una cifra que es la mayor de la comunidad autónoma. Aún así no está garantizado el relevo generacional en el campo, donde el 60% de los profesionales tiene más de 55 años. Este sector sostiene una parte importante de la economía del medio rural leonés, por lo que los jóvenes son una pieza clave en su incorporación para asentar población en los pueblos.

De las 228 solicitudes presentadas para ello en León, 154 han sido cursadas por jóvenes que desean incorporarse a la  actividad agrícola y ganadera , y otros 74 los que apuestan por la  incorporación y a la vez han solicitado planes de mejora de su explotación. Se coloca así León a la cabeza de Castilla y León en cuanto a que es la que más jóvenes han solicitado en ella sumarse a la actividad agrícola y ganadera este año. En la última convocatoria de estas ayudas, que se resolvió en 2015, fueron 194 los jóvenes de León que las solicitaron. Según datos de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta, en los últimos diez años se habrían incorporado teniendo en cuenta estas últimas solicitudes, algo menos de 900 jóvenes al trabajo en el  campo leonés. Esto arroja una media de unos escasos 90 jóvenes incorporados al año.  A nivel de Castilla y León, la Consejería de Agricultura y Ganadería ha recibido este año un total de 1.494 solicitudes cursadas por jóvenes, tanto para la incorporación como para modernización de explotaciones, además de 634 peticiones para planes de mejora (no ligadas a jóvenes). En cuanto a la incorporación, han sido 956 las solicitudes de jóvenes recibidas para instalarse en la actividad agrícola y ganadera, lo que demuestra el dinamismo del sector tras registrar el año pasado 825.En esta ocasión, crece de forma notable, además, el número de jóvenes que, al mismo tiempo que se incorporan al sector, han solicitado planes de mejora de su explotación. Así, en esta convocatoria de 2017 han sido 538 los jóvenes que han pedido ayudas para mejorar y hacer más competitivas sus explotaciones, frente a los 350 que lo solicitaron el año pasado, lo que supone un 54 % más. Además, ha aumentado la ayuda destinada a los jóvenes, primando a los que se instalan en explotaciones de un titular que se jubila y a aquellos que se incorporan en una explotación prioritaria. En estos casos, la ayuda se incrementa hasta en 10.000 euros por joven.

Modernización

Por primera vez este año, la Consejería de Agricultura y Ganadería ha realizado dos convocatorias separadas, una exclusivamente para modernización de explotaciones que están en activo y otra para jóvenes que se instalan, en la que se incluye la ayuda de primera instalación y la de planes de mejora. Así, han sido 634 los solicitantes que han pedido planes de mejora (inversiones no ligadas a jóvenes) en el conjunto de Castilla y León. Según los datos provincializados, León ha contado con 80 solicitudes de este tipo. En esta convocatoria se ha incluido un nuevo criterio de selección de los beneficiarios de las ayudas, otorgando diez puntos más a aquellas explotaciones que acojan a jóvenes para que realicen prácticas en ellas, completando de esta forma su formación. Estas ayudas permiten a los agricultores y ganaderos, con independencia del sector al que pertenezcan, acometer proyectos de inversión de adquisición de maquinaria nueva, construcción de naves agrícolas, alojamientos e instalaciones ganaderas, instalación de riego sostenible  que reduzca el consumo de agua, plantaciones frutales, invernaderos, etc. También se contempla la posibilidad de subvencionar pequeños proyectos de transformación artesanal de la producción primaria de la propia explotación.Los beneficiarios deben ser agricultores activos, titulares de la explotación agrícola. En este caso, las ayudas ascienden al 20 % de las inversiones realizadas, pudiendo llegar, incluso, al 60 %, al incrementarse esas subvenciones en un 20 % en el caso de los jóvenes que se instalan en la actividad agraria o que se hayan instalado en los cinco años anteriores a la solicitud de la ayuda; un 10 % si pertenece a una Entidad Asociativa Agroalimentaria Prioritaria de carácter regional; un 5 % si la inversión se hace en zonas con limitaciones naturales y zonas de montaña; y un 5 %, también, si las inversiones están relacionadas con el agroambiente,clima y la agricultura ecológica. En las ayudas a la modernización de explotaciones priman las solicitudes de los sectores considerados estratégicos, así como aquellas presentadas por mujeres y jóvenes, las que cuenten con titularidad compartida y las de los agricultores profesionales.

Un proceso con novedades

La Consejería de Agricultura y Ganadería destina este año 70 millones de euros en ayudas a la incorporación de jóvenes al campo y a apoyar inversiones y planes de mejora en explotaciones agrarias, una convocatoria que ha contado con más tiempo y en la que se han podido realizar las peticiones de manera telemática, «lo que agiliza y optimiza el proceso de resolución de las mismas», señalan desde la institución autonómica. 

El pago de ayudas

Muchos agricultores de la provincia lamentan que las ayudas a la incorporación «llegan muy tarde». «Primero adquirimos la maquinaria, adelantamos el dinero, y después de unos años, nos llega el dinero», lamentan algunos jóvenes agricultores que esperan aún a que llegue el pago de la convocatoria de 2015. A día de hoy, la Consejería de Agricultura y Ganadería ya ha anticipado pagos a 602 jóvenes perceptores de ayudas concedidas en la citada convocatoria por un importe superior a los 11 millones de euros y otros 108 se encuentran en tramitación, por lo que, en cuanto se resuelvan, se habrán adelantado más de 12,5 millones de euros. De los 825 beneficiarios que recibirán estas ayudas a la incorporación, 115 jóvenes no han presentado hasta el momento su solicitud de pago.

Fuente: La nueva crónica