¿Es la PAC tan rentable?: La media de las ayudas es de 3.914€ pero cae 920 en cuatro años

Compartir

Unión de Uniones considera que para la reforma próximo deben establecerse mecanismos de corrección que sigan fomentando la participación de jóvenes y mujeres en el sector agrario, pero también que orienten las ayudas directas hacia un reparto más equilibrado, centrado sobre todo en los agricultores y ganaderos que fundamentalmente viven del trabajo en su explotación.

04-01-2018  

La organización agraria Unión de Uniones ha señalado que la media de ayuda de la PAC en Castilla-La Mancha ha caído 920 euros entre los años 2012 y 2016 y ha apuntado que en la región aumenta la proporción de perceptores más jóvenes y mujeres, aunque también los mayores de 65 años.

En un comunicado, Unión de Uniones se ha hecho eco del informe Fega 2016 sobre los beneficiarios PAC, del que resulta que la ayuda media en la comunidad autónoma de los perceptores de ayudas directas ha pasado de 4.834 en 2012 a 3.914 euros en 2016 (y que es el doble que la media nacional, situada en 1.741 euros)  debido a la estabilización del número de beneficiarios y la caída del volumen de ayudas en casi un 20 por ciento.

A tenor de estos datos, la organización agraria pide una revisión del mecanismo de ayudas de cara a la próxima reforma de la Política Agraria Común.

El número de beneficiarios personas físicas en Castilla-La Mancha en 2016 fue de 118.316 personas, que son 1.197 menos que los registrados en 2012, pero el volumen de ayudas directas percibido ha pasado en el mismo período de 577,72 a 463,06 millones de euros, lo que supone un recorte del 19,84 por ciento y se traduce en una reducción de la ayuda media de 920 euros menos.

Unión de Uniones ha considerado que estos datos confirman que la pasada reforma de la PAC “no sólo no ha contribuido a compensar los desequilibrios históricos en el reparto de ayudas directas, sino que ha supuesto un perjuicio importante para los agricultores y ganaderos de la región”.

Como elemento positivo, anota la mayor participación de jóvenes en el sistema ya que el número de menores de 25 años era en 2012 del 0,29 por ciento y subió al 0,55 por ciento en 2016.

El número de mayores de 65 años se ha mantenido prácticamente constante, con 50.364 beneficiarios en 2016, y aumenta la presencia de mujeres beneficiarias en todos los tramos de edad, con lo que su participación ha crecido del 34,35 % en 2012 al 37,69 % en 2016.

Sin embargo, Unión de Uniones ha reseñado que la media de las ayudas que reciben las mujeres es una parte “ligeramente menor” de ayudas ya que mientras en 2012 absorbían el 26,32 % del total y una media de 3.447 euros, en 2016 la proporción bajaba al 26,17 % y la media de ayuda por mujer beneficiaria bajaba hasta los 2.717 euros.

Unión de Uniones considera que para la reforma próximo deben establecerse mecanismos de corrección que sigan fomentando la participación de jóvenes y mujeres en el sector agrario, pero también que orienten las ayudas directas hacia un reparto más equilibrado, centrado sobre todo en los agricultores y ganaderos que fundamentalmente viven del trabajo en su explotación.

Fuente: Agroinformación