La biotecnología cambia de rumbo para superar el bloqueo al transgénico

Compartir

23-08-2017  

La libertad que la Unión Europea (UE) ha dado a los países miembros (desde 2015) para que puedan prohibir en su territorio la continuidad de cultivos transgénicos sin tener que justificar la decisión con argumentos científicos, ha dividido más al “viejo continente” en un asunto que siempre fue polémico.

Cuando se cumplen 20 años de las primeras siembras de maíz BT, las grandes firmas reclaman un marco regulatorio nítido, claro y sin injerencias políticas como hasta ahora, para saber si las “New Breeding Techiniques” (NBT) son la alternativa biotecnológica para poder contrarrestar la hambruna y la urgencia de aumentar las producciones frente a una población creciente como advierte la FAO.

La globalización, sin embargo, va más rápido y la inseguridad jurídica que denuncian les lleva a pensar que podríamos quedarnos aislados frente al mundo.

Fuente: Revista agricultura