La FAO y la OCDE piden inversiones responsables en la agricultura

Compartir

La Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) presentaron hoy en París un proyecto piloto para poner en marcha la aplicación práctica de la Guía OECD-FAO para cadenas de suministro agrícolas responsables con 30 importantes empresas.

27-03-2018  
El objetivo del proyecto es mejorar la implementación de la Guía y las normas acordadas internacionalmente sobre producción, abastecimiento y gestión responsable de la cadena de suministro en el sector agrícola.
 
Las empresas que participan en el sector agrícola son fundamentales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ya que desempeñan un papel clave en la generación de inversiones muy necesarias, empleo decente y desarrollando la productividad y las cadenas de suministro que benefician a productores y consumidores.
 
Al mismo tiempo, las actividades comerciales en este sector pueden socavar este potencial cuando sus operaciones o cadenas de suministro tienen un impacto negativo en los trabajadores, los derechos humanos, el medio ambiente, la seguridad alimentaria, la nutrición y los derechos de tenencia.
 
Las Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales, adoptadas por primera vez en 1976, y los Principios para la inversión responsable en la agricultura y los sistemas alimentarios del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) aprobados por gobiernos y representantes del sector privado y la sociedad civil en 2014, son destacados instrumentos internacionales para la conducta comercial responsable.
 
Sobre la base de estos instrumentos, la Guía OCDE-FAO para cadenas de suministro agrícola responsables ha sido elaborada con el apoyo de un grupo de múltiples partes interesadas que incluye a gobiernos, empresas, trabajadores y a la sociedad civil. Proporciona una herramienta práctica para ayudar a las empresas a cumplir estas y otras normas de conducta empresarial responsable.
 
El lanzamiento de este proyecto piloto fortalecerá la capacidad de las empresas para evitar contribuir a los impactos adversos sobre las personas, el medio ambiente y la sociedad, al tiempo que se atienden los retos de sostenibilidad a nivel mundial.
 
La Guía se dirige a empresas nacionales e internacionales, pequeñas, medianas y grandes en toda la cadena de suministro agrícola, desde la granja al consumidor. Desde su adopción en 2016, ha recibido el respaldo de múltiples gobiernos, incluidos los ministros de Agricultura del G7.

Esta iniciativa se lleva a cabo dentro del trabajo sectorial de la OCDE sobre la diligencia debida para la conducta responsable de las empresas y el Programa marco de la FAO de apoyo a la inversión sostenible y responsable en la agricultura y los sistemas alimentarios en el mundo. 

Fuente: FAO