Un 7% de grandes empresas agrarias obtienen ya el 42% del valor de la producci√≥n que se genera en el campo espa√Īol

Cerca del 7% (6,6%) de las grandes empresas agrarias obtienen ya el 42% del valor de la producci√≥n que se genera en el campo espa√Īol.

18-11-2020  

As√≠ lo recoge el estudio elaborado por COAG sobre la base de los √ļltimos datos oficiales publicados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentaci√≥n. Bajo el t√≠tulo, ‚ÄúEsenciales. La agricultura espa√Īola ante calamidades que afectan a la seguridad nacional‚ÄĚ, los Servicios T√©cnicos de esta organizaci√≥n analizan las claves estrat√©gicas de un tejido productivo fuerte y asentado en el territorio para responder a crisis como la del COVID19, al tiempo que se advierte de los peligros para la seguridad alimentaria de Espa√Īa y Europa de la creciente concentraci√≥n de la producci√≥n en manos de sociedades mercantiles multinacionales.

Seg√ļn los datos actualizados del  MAPA, en Espa√Īa tenemos 1 mill√≥n de explotaciones agrarias, el 93,4% con titular f√≠sico y el 6,6% son empresas, unas 65.000 sociedades cuyo objeto social principal es la producci√≥n primaria. ‚ÄúNo son tanto las producciones agrarias en s√≠ las que est√°n en peligro, sino los agricultores y ganaderos del modelo social y profesional de agricultura frente a la concentraci√≥n de la producci√≥n y la creaci√≥n de  oligopolios, que estimulan la entrada de fondos de inversi√≥n. ¬ŅQu√© ocurrir√≠a si la producci√≥n agraria y la alimentaci√≥n estuvieran en manos ajenas (m√°s en la situaci√≥n actual) en una calamidad aguda o prolongada, si no dispusi√©ramos de sistemas productivos diversificados y propios en la UE, en los que el modelo social y profesional es el predominante? Las consecuencias podr√≠an ser devastadoras. Hemos sido esenciales para evitarlo. Claro ejemplo es el coste de vidas, pero tambi√©n el coste econ√≥mico y social derivado de la falta de elementos de protecci√≥n sanitaria durante el inicio de la pandemia (mascarillas, EPIs, gel hidroalc√≥holico‚Ķ)‚ÄĚ, ha subrayado Miguel Blanco, Secretario General de COAG.

El propio Parlamento Europeo, en dos recientes documentos (julio y octubre, 2020), cuyo objeto es el an√°lisis de los posibles riesgos estructurales y tendencias globales a medio y largo plazo que podr√≠a afrontar la UE, se√Īala entre los elementos sobre los que hay que poner el foco como riesgos estructurales ‚Äú la creciente concentraci√≥n de la producci√≥n agraria hacia oligopolios: desaparici√≥n del modelo europeo de agricultura que conducir√≠a a la despoblaci√≥n rural, a la degradaci√≥n medioambiental y cultural y al aumento del desempleo rural‚ÄĚ.

Adem√°s, el informe ‚ÄúEsenciales‚ÄĚ recoge un an√°lisis DAFO de la caracterizaci√≥n del sector agrario espa√Īol, sobre la base de los trabajos realizados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentaci√≥n para la elaboraci√≥n del Plan Estrat√©gico de Espa√Īa para la futura PAC. Desde el punto de vista econ√≥mico nuestro sector agroalimentario es vulnerable en su conjunto por sus propias caracter√≠sticas:  

  • Escasa rentabilidad de las explotaciones de menor dimensi√≥n econ√≥mica, acentuada en secano, y muy condicionada por su elevada atomizaci√≥n. Fuerte exposici√≥n a los riesgos del mercado. 
  • Los costes de producci√≥n se sit√ļan por encima de los de un importante n√ļmero de terceros pa√≠ses, con una tendencia creciente, mientras que en los ingresos son decrecientes por la imposici√≥n de unos precios a la baja. 
  • Posici√≥n de debilidad del sector productor frente a los dem√°s eslabones de la cadena, en capacidad de negociaci√≥n. Desequilibrio en el reparto y en la transmisi√≥n de valor en la cadena que dificulta o impide la sostenibilidad econ√≥mica del sector productor. 
  • Aumento de la brecha digital y falta de conectividad. Escasa digitalizaci√≥n en agricultura e industria agroalimentaria. Escasa implantaci√≥n de canales cortos de comercializaci√≥n y del comercio electr√≥nico.

 

Adem√°s, en un marco de inestabilidad pol√≠tica en las relaciones comerciales (guerras comerciales, pol√≠ticas proteccionistas derivadas, conflictos pol√≠ticos o b√©licos, BREXIT‚Ķ) y de inexistencia de reciprocidad en las exigencias del propio modelo de producci√≥n europeo (requisitos sanitarios, fitosanitarios, medioambientales entre otros) en los intercambios:  

  • Dependencia exterior para la importaci√≥n de determinados inputs, especialmente significativa en las materias primas para alimentaci√≥n animal, y alta concentraci√≥n de los mercados de importaci√≥n. 
  • Aumento de las importaciones con menores est√°ndares de calidad que los del modelo productivo europeo y de menor coste, que reducen la rentabilidad de las explotaciones agrarias y amenazan la posici√≥n del agricultor, generando en algunos casos el abandono de la agricultura.

 

Asimismo, existe una elevada vulnerabilidad de determinados sistemas agr√≠colas, ganaderos y forestales a desastres naturales, de mayor frecuencia e intensidad y al cambio clim√°tico, que puede llevar incluso a su desaparici√≥n, en caso de que no se produzca una adecuada adaptaci√≥n. Tambi√©n se advierte una gran desconexi√≥n del ciudadano con los sistemas alimentarios, particularmente, en relaci√≥n a la importancia de la producci√≥n primaria agr√≠cola y ganadera como proveedores de alimentos, y al modelo de producci√≥n europeo. 

En el cap√≠tulo de propuestas, el informe elaborado por COAG se√Īala la necesidad de proteger a las explotaciones que han resultado m√°s da√Īadas por los efectos de la pandemia para que puedan seguir adelante, en el marco del modelo de agricultura social y profesional mayoritario en Europa. 

En este sentido, y de manera paralela a los sistemas sanitarios, es necesario recalcar que los sistemas alimentarios son esenciales y demasiado importantes para dejarlos en manos de un libre mercado desregulado, que s√≥lo busca la rentabilidad, en muchos casos a costa de los intereses de la ciudadan√≠a. ‚ÄĚDe ah√≠, que sea necesario elevar la mirada y poner la vista en el medio y largo plazo, de manera que se dise√Īen mecanismos de regulaci√≥n y protecci√≥n, por ejemplo, reservas estrat√©gicas o mejoras en los sistemas de gesti√≥n de riesgos y crisis frente a calamidades y situaciones catastr√≥ficas‚ÄĚ, recoge el estudio de COAG. 

Adem√°s, se aboga por una transformaci√≥n digital inclusiva, que permita que todas las explotaciones puedan beneficiarse en igualdad de oportunidades. Se debe aprovechar el despegue del comercio electr√≥nico en alimentaci√≥n para establecer estrategias espec√≠ficas y concretas para los sistemas alimentarios territorializados y para los canales cortos de comercializaci√≥n en el marco de posibles calamidades. 

Fuente: COAG